La trufa negra y la vida en las masías de Castellón (I)

Como sabéis, Fruits de la Terra originó su negocio en la masía “Mas de Jarque”, en la Pobla de Benifassà. Su ubicación en el interior de Castellón posee las condiciones climáticas ideales que necesita la trufa silvestre para su crecimiento, por lo que aparte de buscar en los bosques cercanos este hongo tan preciado para la gastronomía, pudimos desarrollar los cultivos de trufa negra y trufa de verano junto a la masía.

Desarrollo de la trufa entorno a las masías

En el siglo pasado, la zona del norte de Castellón se empezó a desarrollar lentamente entorno a la búsqueda y caza de trufa negra. Al principio no se conocía la trufa y era común ver a gente forastera nómada buscándolas. Por supuesto, la gente de la zona empezó a sospechar y hacerse preguntas, por lo que se comenzó a desarrollar este negocio poco a poco.

Esto se convirtió en un ingreso extra para los dueños de las masías o “masoveros”, ya que en las épocas más duras del invierno la cosecha quedaba lejos y no era el mejor momento para la cría de animales.

Las trufas eran un bien codiciado, por tanto, entre los perros que vivían en la masía, además del perro del pastor, se solía tener uno para cazar y otro que estaba adiestrado para la recolección de trufas. El perro que se dedicaba a encontrarlas era el mejor valorado.

Curiosamente los masoveros apenas usaban la trufa en su cocina. Tan solo ponían algunas en coñac o aceite para aromatizar sus guisos pero la mayoría se vendían con el fin de cubrir otros gastos básicos de la vida de entonces.

Además, como no había mercado de trufa todos los días, se las ingeniaban para mantener la trufa en casa de forma que no se estropease, ubicándola en lugares frescos, intentando simular las condiciones de origen.

Características de una masía

Mas Blanc, masía abandonada

Mas Blanc, masía abandonada

¿Cuáles son las características de las masías de Castellón y cómo era entonces (y sigue siendo a día de hoy en muchas de ellas) la vida en ellas? Aprovechando que hace poco leí un libro muy interesante sobre la vida en las masías de Morella, Castellón, titulado MASOS DE MORELLA. Vida i costums en la dena dels Llivis, de la autora Francisca Julian i Querol, voy a resumiros cómo son las masías y sus características estructurales así como su modo de vida. Esto os ayudará a entender las condiciones para poder mantener y conservar las trufas frescas.

Las masías estaban construidas de forma especial para soportar las condiciones climáticas extremas del invierno y del verano, con capacidad para ofrecer un ambiente agradable a sus habitantes durante todo el año así como para desarrollar la vida económica familiar y conservar los alimentos con ausencia de electricidad y otras facilidades de la vida actual.

Orientación y materiales

Las masías suelen estar orientadas al sur y este, porque así se recibe todo el sol y menos aire. Esto era muy importante a la hora de construir viviendas en un clima frío, tanto para la casa como para la parte descubierta de los corrales. La orientación más fría es el norte y el oeste, y ésta siempre coincidía con la parte posterior del edificio, que se usaba como secadero, es decir, donde se almacenaban los productos de la matanza (del cerdo y del toro) así como toda la comida que necesitaba temperatura fría y seca.

Estas viviendas están construidas con piedra y tienen unos muros muy gruesos, casi de un metro o más, en algunas ocasiones. Esto es así, además de para aportar resistencia a la estructura arquitectónica (algunos tienen 5 o 6 siglos de antigüedad), para aislarlas de temperaturas extremas, tanto del frío como del calor. Además, una de las principales razones de esto es que se buscaba que la despensa fuese fresca y seca para que se conservaran los alimentos adecuadamente. Al no haber electricidad, se necesitaba mantener las verduras, el queso, la carne, la miel…

En nuestra próxima publicación os contaré como es la estructura plantar de una masía y las diferentes salas en las que se divide. Y por supuesto, si queréis venir en persona a visitar El Mas de Jarque, estáis invitados.

2019-08-12T10:46:13+00:00 22 agosto 2019|Sobre la Trufa|