¿CÓMO TRUFAR HUEVOS?

¿CÓMO TRUFAR HUEVOS?

¿Cómo trufar huevos?

Podemos trufar cualquier clase de huevos, de oca, de pollita, camperos, ecológicos o de codorniz. Según el tamaño de los huevos, necesitaremos más cantidad de trufa o más días para trufarlos hasta conseguir el sabor y aroma adecuado. También debemos tener en cuenta el grado de madurez de la trufa, es decir, la cantidad de aroma que desprende. Una trufa recolectada al principio de temporada siempre tendrá menos aroma que al final, cuando su grado de madurez es más óptimo. La mejor variedad para trufar huevos es la trufa negra o Tuber melanosporum, aunque también podemos conseguir un huevo trufado menos intenso con trufa de verano o Tuber aestivum e incluso un producto derivado de la trufa.. La técnica para aromatizar los huevos es siempre la misma.

 

Procedimiento: comenzaremos por seleccionar los huevos que vayamos a trufar, de modo que no presenten ni grietas ni manchas ni otros defectos.  Seguidamente y con cuidado de no romperlos, limpiaremos bien la cáscara bajo el chorro de agua, y los secaremos concienzudamente.

Buscaremos un recipiente hermético de boca ancha y si es posible pondremos en el fondo una rejilla, para aislar en lo posible los huevos de la humedad que se pueda producir.  Colocaremos los huevos dentro del recipiente junto con una o dos trufas negras, Tuber melanosporum, que colocaremos estratégicamente en el centro para que todos los huevos queden próximos a ella.  Cerraremos el recipiente y lo colocaremos en el frigorífico entre 3 o 4 días.

Si tuviésemos que trufar mucha cantidad de huevos, los colocaremos en una cacerola, colocando los huevos  junto con las trufas centradas. Taparemos bien con film de uso doméstico y luego con su propia tapa. Guardaremos en la nevera.

Cada día debemos observar el recipiente y eliminar el agua de condensación que se haya producido, para evitar que está estropee los alimentos. Para ello, abriremos el recipiente, extraemos la trufa y los huevos cuidadosamente y secaremos completamente con papel de cocina, los tres elementos, el bote, la trufa y la cáscara de los huevos.  Seguidamente volveremos a colocar los huevos en el recipiente y guardaremos en la nevera.

Los huevos trufados puede consumirse solos, como plato principal: en tortillas, revueltos, fritos, escalfados, pasados por agua o cocidos. También es posible usarlos en guarniciones y salsas, como la salsa bechamel o mayonesa. En elaboraciones de pastelería, como flanes, crema pastelera, pudin, bizcochos, galletas y en tartas saladas, crepes o rebozados.

Por último recordaros que la trufa con la que hemos trufado los huevos podemos consumirla con nuestros platos favoritos o utilizarla para trufar otros alimentos. Los huevos aromatizados con trufa que hemos conseguido será conveniente consumirlos en un plazo máximo de 5-7 días y debemos conservarlos en el frigo.

Dejar un Comentario

* Nombre:
* E-mail: (No se mostrará)
   Página web: (Url con http://)
* Comentario:
Escribir Texto